Los pasivos laborales son obligaciones que tienen las empresas con sus empleados, las cuales se pueden concretar a través de pagos por despidos o prima de antigüedad. Estas deudas son crecientes al paso del tiempo conforme los empleados tienen más años de servicio en la empresa.

El objetivo de realizar la valuación actuarial de pasivos laborales, bajo normas nacionales NIF D-3) o internacionales (IFRS o USGAAP), es para reconocer contablemente en los estados financieros, dichas obligaciones que tienen las empresas con sus empleados.

Los beneficios de realizar dicho estudio son los siguientes:

  • Es considerada una buena práctica contable.
  • Conocimiento de las obligaciones que tiene la empresa con sus empleados por riesgo de liquidación.
  • Reflejar utilidades reales de la empresa en el estado de resultados.
  • Al tener el reconocimiento contable de los pasivos laborales, la empresa puede tomar decisiones para futuras contingencias.
  • Al tener conocimiento de los pasivos laborales, la recomendación es fondear dicho pasivo para enfrentar la contingencia en el momento en que se presente.
  • La mejor opción para la empresa con la finalidad de fondear el pasivo laboral a la jubilación, es crear un plan de pensiones.

El no realizar la valuación actuarial de pasivos laborales se traduce en una salvedad contable del dictamen por parte del auditor externo.